Hay dos tipos de puntitos blancos en el jamón: Los que NO se mueven. Los que se mueven. Empezaremos por los que NO se mueven. Estos puntitos blancos aparecen en algunos jamones no en todos. Por regla general aparecen más en los jamones ibéricos. Parecen trocitos duros...